Bichos de la madera: diferencia entre termitas y carcomas

Estos insectos taladro que se alimentan de la madera, denominados xilófagos, son confundidos muy a menudo debido a su similar comportamiento. Sin embargo, estamos tratando con dos tipos de animales distintos:
 
❎ Aunque ambos son de la clase Insecta dentro del reino animal, las termitas son del orden Blattodea (anteriormente pertenecían al orden Isoptera) como las cucarachas y las carcomas son del orden Coleoptera como los escarabajos.
 
❎ Su morfología es totalmente desigual: las termitas poseen tres pares de patas y dos antenas, a diferencia de la carcoma que suele presentarse en su fase larvaria. Si bien ambos cuerpos tienen una coloración albina, el de las termitas suele ser más anaranjado.
 
Por otro lado, el de la carcoma adquirirá el tono marrón típico de los escarabajos en su fase adulta.
 

 
❎ Las carcomas se alimentan de madera únicamente durante su fase larvaria, la cual puede durar hasta 12 años, a diferencia de las termitas. En el momento que alcanzan su fase adulta y pueden volar, abandonan sus galerías internas y se expanden al exterior para depositar sus huevos.
 
Su periodo de vida en esta fase es bastante reducido, sin embargo sigue siendo suficiente para poder volver a repetir su ciclo vital.
 
❎ A diferencia de las termitas, los agujeros que desarrollan las carcomas en la madera presentan pequeñas cantidades de serrín, conformadas por una mezcla de heces y materiales no digeridos.
 
Además, permanecen abiertos al exterior para poder expulsar los deshechos continuamente, a diferencia de las termitas, las cuales los taponan con barro cuando finalizan sus actividades.
 
❎ Las galerías que generan son diferentes: mientras que las termitas crean una red de conductos bien distribuida y con canales de mayor rectitud, las carcomas son más desorganizadas pero más limpias, ya que expulsan todos los deshechos al exterior.
 
❎ Las termitas son prácticamente indetectables, ya que no producen sonido alguno ni emergen al exterior en ningún momento. Por otro lado, las carcomas son una especie más susceptible a ser detectada, tanto por generar agujeros en la superficie externa de las maderas con restos de serrín, como por el leve sonido que producen durante su actividad.
 

🛑 Termitas voladoras: protege las vigas de tu casa

Si alguna vez has avistado un grupo de termitas voladoras merodeando cerca de tu vivienda, debemos avisarte de que seguramente tienes una plaga de termitas.
 
Es bastante común confundirlas con las hormigas voladoras o alúas por la similitud morfológica que presentan con esta especie, llegando incluso a recibir el apodo de hormigas blancas. Sin embargo, nosotros vamos a explicarte lo necesario para aprender a diferenciarlas y saber como actuar en estas situaciones.
 
La presencia de termitas con alas o aladas significa que hay un nido de esta especie en las proximidades, ya que este insecto únicamente se extiende al exterior cuando existe una escasez de alimentos o sobre población.
 
En estos casos, tanto los machos como las hembras adultas, que ya han desarrollado un par de alas, emigran al exterior para reproducirse y establecerse en una nueva zona óptima donde poder sobrevivir.
 

 
Generalmente esta actividad suele producirse durante la estaciones más calurosas, donde las condiciones para expandir el territorio son más óptimas.
 
Este nueva colonia estará liderada por una termita Reina que gestará los huevos de los siguientes integrantes, y por la termita Rey que la ha fecundado, si sobrevive al vuelo nupcial de apareamiento.
 
Para reducir las posibilidades de encontrarte una plaga de termitas en tu casa, te ofrecemos una serie de medidas que puedes aplicar:
 
✔️ Mantén los espacios de tu casa bien secos y ventilados, ya que la humedad puede dañar la madera y atraer así a los individuos de esta especie.
 
✔️ Evita la acumulación de agua en zonas como bajantes, tuberías y otros conductos que pueden acabar generando depósitos de agua en cualquier parte de tu edificación.
 
✔️ Revisa con frecuencia las zonas vulnerables de tu casa donde puedas encontrar maderas podridas o susceptibles a ser dañadas.
 
✔️ Utiliza repelentes e insecticidas con veneno para termitas para acabar con las plagas antes de que establezcan una colonia en tus vigas y paredes. Evita aplicar tratamientos caseros, ya que suelen ser menos efectivos que los productos profesionales.
 
✔️ En caso de detectar una plaga localizada tanto en muebles como en paredes, contacta con profesionales antes de actuar en cualquier situación para mediar con la colonia lo antes posible y realizar un informe de los posibles daños causados en las estructuras.
 

¿Te ha parecido útil el contenido?

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

¡Siento que este artículo no te haya sido útil!

¿Podrías hacerme el favor de decirme cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario