¿Cómo quitar un avispero con seguridad?

No es necesario haber vivido mucho para haberte cruzado con alguna avispa en nuestro día a día, el problema reside en saber cual es el origen del vuelo de este artrópodo.

Los insectos conforman más de 9/10 partes de todos los animales del planeta, por lo que no es extraño encontrarnos con alguno de ellos en multitudes de ocasiones, y mucho menos si se trata de una especie tan común como la avispa.

Sin embargo, ¿nunca te has preguntado de donde procede ese bicho volador que esta merodeando por la calle, o que está asomado en tu ventana, o incluso que se ha introducido en tu casa?

Es muy importante conocer la peligrosidad de estos animales, pudiendo encontrar desde especies más inofensivas como la avispa común o la alemana, más extrañas como la avispa negra, o más peligrosas como la avispa velutina o asiática.

Pero el verdadero problema reside en que, en la mayoría de los casos, los nidos de estos artrópodos se encuentran localizados mucho más cerca de lo que pensamos…

Existen diversos tipos de avisperos en función de la especie animal y del entorno donde desarrollan su vida, pero entre todos ellos podemos destacar los siguientes:

Avispero común

En este caso, el hábitat consiste en el típico avispero con celdas hexagonales que guarda cierta similitud con las colmenas de las abejas.

Es muy común encontrarte este tipo de avisperos en casa, ya sea en una ventana, entre las vigas del techo, o incluso dentro de la pared.

La abeja reina empieza creándolo desde cero una vez se ha establecido en una nueva zona donde prosperar con la colonia. El material que utilizan para fabricar las paredes es básicamente madera que trituran y mastican con sus fuertes mandíbulas.

Una vez ha expulsado los huevos y las crías se han desarrollado hasta convertirse en obreras, se agiliza notablemente el proceso de construcción, pasando de un pequeño avispero a uno gigante donde pueden convivir miles de individuos.

Avispero de barro

A diferencia del nido tradicional, estos avisperos no tienen forma geométrica, sino más bien de jarrones o cazuelas de barro. Es por ello por lo que la especie de avispas que son capaces de construir estos habitáculos son conocidas como avispas alfareras o eumeninos.

El nido es fabricado a partir del barro y el agua que lo individuos recogen de charcos u otras zonas estancadas. El material de construcción es transportado en los buches de las avispas hasta la localización del avispero.

Cuando nacen las larvas, son alimentadas con pequeñas arañas que las adultas han cazado y depositado en el nido previamente. Es por ello que son consideradas beneficiosas para el control de la población de las arañas, cuya reducción puede utilizarse por consiguiente como signo de la presencia de estas avispas en tu casa.

Es común encontrar este tipo de avisperos en las paredes de nuestro hogar, sobre todo en las esquinas que pueden conformar los muros entre si o con las propias vigas del techo, en ventanas, puertas…

Avispero en el suelo o bajo tierra

Aunque parezca difícil de creer para algunas personas que nunca ha presenciado esta clase de nidos, no es nada extraño encontrar alguno con cierta frecuencia.

Las avispas excavadoras de tierra, denominadas también asesinas de cigarras, son expertas en cavar sus avisperos bajo la tierra de cualquier césped, jardín o terreno que posea unas condiciones óptimas para habitar.

Estos avisperos generalmente son generados en zonas secas y cubiertas por vegetación, protegidas del exterior, aunque también podemos encontrar algunos en suelo húmedo.

Suelen conformar montículos de tierra de poco tamaño, provistos de un agujero reducido a través del cual entran y salen del habitáculo.

🐝 ¿Cómo localizar, identificar y eliminar un avispero?

Podemos diferenciar tres fases dentro del proceso de localización de un avispero, las cuales incluyen desde un punto de partida donde analizamos el entorno invadido, hasta los diferentes remedios que aconsejamos aplicar para acabar con esta clase de plagas. Los pasos a seguir son detallados de forma clara y concisa a continuación:

1️⃣ Para identificar la existencia de un avispero, debemos notar un aumento en la presencia de esta especie por los alrededores y las zonas comunes de nuestro hogar.

2️⃣ En caso de corroborarlo, el siguiente paso es encontrar el nido. Las avispas generalmente buscan localizaciones protegidas de los agentes externos, pero de fácil acceso, como huecos en las paredes, cavidades en los techos, agujeros en el terreno, túneles bajo tierra…

También es habitual encontrar sus nidos cerca de zonas húmedas donde pueden abastecerse de agua, como piscinas o fuentes.

Un truco para poder localizarlos es seguir la trayectoria de las avispas cuando regresan al avispero, generalmente en el momento en el que empieza a esconderse el sol. También es de gran utilidad fijarse en las cercanías donde se produzcan más aglomeraciones de individuos, ya que seguramente el nido no se encuentre muy lejos.

3️⃣ Una vez localizado el nido, podemos proceder a su eliminación junto al conjunto de los individuos que lo conforman. Para ello, recomendamos la aplicación de cualquiera de los siguientes métodos según la situación determinada:

✔️ Ahuyentar a la colonia con humo: manteniendo una zona de actuación controlada, deberemos prender fuego a algún tipo de tela rociada con una sustancia que desprenda un olor poco agradable. Podemos utilizar aceite de coche, por ejemplo.

Al acercarlo a su habitáculo, el humo repelará a todas las avispas, las cuales acabarán huyendo y alejándose del avispero. Es entonces cuando debemos aprovechar para retirarlo y desprendernos de este.

✔️ Aplicar agua a presión: aunque estos organismos necesiten alimentarse de agua para sobrevivir, es comprensible que se sientan amenazadas si son disparadas con un chorro a presión.

Sin embargo, no es un método recomendable ya que no podría acabar con las avispas y mucho menos destruir el avispero, por lo que únicamente estaríamos molestando a la colonia y aumentando el riesgo a ser atacados.

Otra alternativa comentada por las redes es la aplicación de gasoil pulverizado o de amoníaco, especialmente para erradicar los nidos bajo tierra. Sin embargo, no parece ser una solución completamente efectiva.

✔️ Insecticidas para avispas: esta actividad puede ser algo más peligrosa si no se toman las precauciones adecuadas, pero sigue siendo una solución eficaz. Básicamente consiste en fumigar el avispero con un spray insecticida que sea capaz de eliminar a todas las avispas que lo habitan.
 

 
Es recomendable que sea de largo alcance para acercarse lo mínimo posible y evitar en lo posible el peligro que supone exponerse. Además, podemos encontrar aerosoles especializados en avisperos, por lo que te recomendamos que investigues bien las especificaciones y las reseñas del producto antes de elegir el definitivo.

Al igual que en la opción del humo, esta alternativa es de gran utilidad cuando se han instalado en una zona de difícil acceso. Sin embargo, en este caso quedas más expuesto, por lo que debes asegurarte de adquirir un artículo eficiente que sea capaz de matar a todos los individuos que puedan atacarte en el momento de aplicarlo.

En el caso de avisperos bajo tierra, existen también insecticidas granulados que pueden ser absorbidos a través del suelo y actúan igual que los de spray. Para este tipo de nidos, la exposición es menos directa por lo que esta opción se vuelve más favorable.

✔️ Uso de aspiradora: aunque esta técnica es algo peligrosa, no deja por ello de ser una alternativa que valorar. Añadiendo un poco de jabón líquido en el recipiente de la aspiradora, conseguiremos acabar con las avispas que hayamos succionado.

Debemos taponar el tubo de succión para cerrar cualquier salida disponible, y esperar a que no haya movimiento para vaciar el recipiente.

Es un método en el que resultas altamente expuesto y que puede llevarte su tiempo, por ello no es el más recomendable.

✔️ Control de plagas: en caso de contar con una plaga significativa de avispas, o no querer arriesgarse directamente, lo aconsejable es contactar con especialistas que puedan eliminar el nido de forma segura.

Puedes encontrar una gran cantidad de empresas online conformadas por exterminadores con años de experiencia y a unos precios más que asequibles.

Por otro lado, existen situaciones extremas en las que incluso se puede avisar a los bomberos para quitar un avispero o un panal de abejas, siendo un caso que no es tan poco común como parece. En el siguiente vídeo puedes ver esta actividad en plena acción:
 

 
 
Y si te estas preguntando cuánto cuesta quitarlo, por lo general es un servicio gratuito, aunque se han dado casos en los que el precio por llamar al cuerpo de bomberos ha ascendido a 100 euros.

⚠️ Recomendaciones y precauciones para eliminar un avispero

A la hora de iniciar una actividad que presenta cierto índice de peligrosidad, es conveniente tomar todas las medidas necesarias para cualquier situación con el fin de reducir en la medida de lo posible todo riesgo involucrado.

Por ello, desde nuestra web recomendamos tener en cuenta la siguiente serie de precauciones en el momento de quitar cualquier tipo de avispero:

☑️ Controlar las entradas a nuestra casa para evitar la intromisión de esta especie en el hogar. Además, debemos controlar la acumulación de agua en zonas comunes y de desechos orgánicos en la basura, ya que resultan una fuente de alimento que pueden aprovechar para desarrollarse en su nuevo hábitat.

Si el nido se encuentra en el jardín, es recomendable la retirada de cualquier fruto caído en caso de disponer de algún árbol frutal, ya que estos alimentos son de gran atracción para esta especie.

☑️ Prevenir su aparición de forma pasiva mediante el uso de trampas y mosquiteras situadas en zonas determinadas de las habitaciones, jardines, etc.

☑️ Deshacerse de cualquier nido aunque no se encuentre habitado, ya que puede instalarse una nueva colonia en él.

☑️ Esperar a que anochezca o a las primeras horas de la mañana para proceder a la destrucción del avispero, ya que es el período de mínima actividad de las avispas.

Además, si actuamos en primavera seguramente tendremos la ventaja de contar con una menor cantidad de individuos en la colonia, ya que en verano el habitáculo ya ha alcanzado un tamaño considerable por lo general.

☑️ Utilizar ropa larga para proteger lo máximo posible las zonas descubiertas de nuestro cuerpo. Es indispensable también haber planeado una ruta de escape previamente para prevenir cualquier peligro mayor.

Por ello, debemos evitar en todo momento el uso de escaleras u otro tipo de apoyo inestable que no nos permita una huida rápida y segura.

☑️ Mantener a los menores y a las mascotas alejadas de la zona de actuación.

☑️ Antes de exponerte a cualquier situación mencionada, debes comprobar si eres alérgico a las picaduras de avispas o no, y más tratándose de una especie que ataca en grupo.

En caso de serlo, recomendamos altamente que contactes con profesionales cualificados del sector antes que poner en riesgo tu salud.
 

¿Te ha parecido útil el contenido?

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

¡Siento que este artículo no te haya sido útil!

¿Podrías hacerme el favor de decirme cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario